Lo dije hace mucho tiempo, el agua está infravalorada. ¡Aprovéchala!

Tu cuerpo es un 70 % agua, el 85 % de la sangre es agua y alrededor del 80% de los músculos es AGUA.

Cada célula, cada órgano necesita del agua para funcionar de la manera más óptima, se utiliza para funciones vitales, funciones metabólicas, para eliminar residuos, lubricar articulaciones y regular la temperatura ¿Todavía te quedan dudas sobre su importancia?

Perdemos agua constantemente de manera natural, a través de la respiración, del sudor, de la orina. El ejercicio intenso o exponernos a temperaturas elevadas nos hace todavia más propensos a deshidratarnos; las embarazadas, las mujeres que amamantan, las personas con problemas de riñones, o simples malestares como vómitos y diarrea también  facilitan la deshidratación.

Y se que muchos  dirán ‘es que yo nunca tengo sed’, pues la verdad es que la sed no es el mejor indicador, ya que cuando tenemos la sensación de sed llevamos alrededor de un 10 % de deshidratación.

 

Como nos afecta la deshidratacíon

Veámos, perder tan solo un 2% de nuestro fluidos, significa un descenso en el rendimiento deportivo, ya les dije que los músculos son en un 80%  agua 😉 , la deshidratación incrementa la fatiga muscular y aumenta la probabilidad de sufrir calambres.

El cerebro también se ve influenciado por  el consumo de agua y con él, todo el sistema nervioso, una pérdida del 3% de líquidos  disminuye nuestra concentración, produce jaquecas, visión borrosa y hasta fluctuaciones en el temperamento(a que ahora entendéis muchas cosas).

Los síntomas pueden ser desde fatíga, hasta sed extrema, incluyendo

  • Orina de color amarillo fuerte, o falta de orina
  • Confusión y mareos
  • Boca seca
  • Migrañas y dolor de cabeza
  • Falta de lágrimas (signo fácil de distinguir en niños)

Salud a sorbos o ¡A bocados!

Si bien la mejor forma de hidratarse es  tomando agua, también hay otras maneras.

¡Á traves de la comida! Las frutas, las verduras son  excelente forma de consumir agua, EAT-YOUR-WATER.

Aprovecha esta época, frutas como la sandía, el melón, las fresas tienen un alto contenido en agua y están DeliCioSas.

Incluso el té y el café ayudan, las bebidas deportivas sirven para la hidratación luego del deporte de alta intensidad, aportando electrolitos y carbohidratos para facilitar la recuperarción pero ¡OJO! con las bebidas energeticás tan de moda, además de que muchas se exeden en la dosis de cafeina recomendada, suelen tener alto contenido en azúcar y sodio. Acelerando la deshidratación y aumentando la retención de líquidos.

¿Cuanta agua es necesaria?

La recomendación general suele ser entre 6 y 8 vasos diarios. Es general, y no es exacta, habrá que considerar el peso corporal, la temperatura ambiental, la actividad física y demás, pero ya tienes una idea por donde empezar.

Consejos para hacerlo más fácil

Si todavia te cuesta beber agua, te doy algunos de mis truquilllos.

  1. Lleva una botella reutilizable contigo ‘todo el tiempo’, asi tendras un recordatorio constanste y además ayudas al medio ambiente evitando comprar descartables ;).
  2. Ponte alarmas o rutinas sencillas. Como un vaso al despertar, uno antes de cada comida o al comenzar cada hora.
  3. ¡Saborealo! Si eres de los que piensa que el agua así sola es media sosa, prueba hacer agua  de sabores en casa. Simple, agrega limón y menta, pepino, fresas. Ponte creativo, y yo prometo poner un par de recetas sabrosas por aquí.

Leave a Reply

en_USEnglish